Artículo

Testigos del pasado

Aparador de estilo clásico

Las antigüedades son testigos de un tiempo, un momento y un lugar,  una ventana al pasado. Piezas sublimes, exquisitas y únicas, un diálogo estético entre el pasado y el presente, escrito en materiales nobles, y solo al alcance de unos pocos.

El sector de las antigüedades es un mercado emergente en ciudades como Madrid, Paris o Londres, capitales de algunos de los países con más historia del mundo.  Anticuarios, almonedas y brocantes, cuidan de la historia y de las piezas que han formado parte de ella, para crear colecciones únicas llegadas de todos los rincones que hacen las delicias de compradores y coleccionistas.

Un lujo clásico

En una época de tendencias rápidas,  procesos industriales y cadenas de montaje, echamos la vista atrás para reencontrar el concepto del lujo. Exclusividad, artesanía, personalización, materiales naturales y longevidad reclaman su lugar entre el caos de lo efímero y lo artificial.

Las antigüedades representan el lujo más clásico, piezas únicas, realizadas a mano que nos trasladan al pasado recorriendo espacios a través del tiempo. Piezas que nos cuentan su origen, su historia y su carácter.

Madrid cuenta con una gran tradición artesanal, donde existen anticuarios con más de 400 años de historia. Coleccionistas de todo el mundo viajan a nuestro país a encontrar piezas únicas de mobiliario pintura y escultura.

En el mercado internacional del arte y antigüedades, intervienen numerosos factores de la pieza como la antigüedad, el diseño, el artesano, o su estado de conservación pero también factores determinados por el mercado como la escasez, la originalidad o el lugar de origen, así como factores relacionados con la historia de la pieza como su destino, para quién fue concebida o sus anteriores propietarios.

Diálogo entre lo antiguo y lo nuevo.

Las antigüedades son tendencia y los grandes gurús de la alta decoración como Jacques García apuestan por las mezclas. Mezclas sin miedo que funden las antigüedades con el mobiliario y el arte contemporáneo que consiguen ennoblecer y ensalzar los espacios, uniendo en un mismo espacio estilos y épocas distintas para conseguir la combinación perfecta.



Interior moderno con piezas de estilo clásico.

“Las antigüedades elevan la categoría de un espacio, a la vez que cuidan de nuestra alma para mantener nuestro legado. Son un lujo atemporal que no habla de modas o tendencias, sino de memorias”

José Carlos Méndez, propietario de Entredós Antigüedades


Send this to a friend